EL LABORATORIO

El laboratorio de análisis clínicos humanos cumple una función importante en la semiología, aportando elementos cuantitativos, además de cualitativos que si bien no son patognomónicos todos ellos, confirman muchas veces diagnósticos y conductas a tomar en el proceso clínico. Los análisis se realizan en un muy amplio espectro de determinaciones en diferentes tipos de muestras provenientes de pacientes que acuden al laboratorio luego de la consulta médica, en una diversidad de respuesta provenientes de modernas tecnologías bajos normas de seguridad operativa. La realización de análisis de variadas tecnologías ubica al Laboratorio como laboratorio de alta complejidad,asistiendo prácticamente todas las necesidades de la atención médica general y especializada. La distribución interna del laboratorio comprende secciones de trabajo, interconectadas con una red ágil de computación de diseño propio. Los distintos sectores que conforman el laboratorio son:

    - hematología
    - orinas
    - química clínica
    - endocrinología
    - inmunología
    - proteínas
    - medio interno
    - drogas de abuso y terapéuticas
    - bacteriología
    - radioisótopos
    - toxicología
    - serología
    - fertilidad
    - química ambiental

El conjunto está soportado por una estructura administrativa, que abarca lo inherente a funcionamiento interno de las diferentes secciones y la atención personalizada del paciente, sus registros personales, el control de resultados actuales y anteriores a la emisión de su informe final.